Esta mañana, Amy ha querido acompañarme mientras escribo.

Adoptamos a Amy hace justo 16 días. Esa tarde mientras mi amiga Pepa nos contaba la historia de Amy, ella en vez de seguir jugando con el resto de perros de Equynos se subió a la ventana del salón para vernos.

Desde entonces la repisa de esa ventana es uno de los lugares favoritos de Amy. Le encanta subirse a ella a tomar el sol mientras comemos en el porche.

También le gusta ponerse ahí cuando nos metemos en casa. Desde ese lugar controla todo lo que ocurre tanto fuera en la finca como dentro de casa.

Amy Equynos

Llevaba varios días intentando subir a la ventana que tengo delante del escritorio cuando me veía por la mañana abrir la contraventana antes de ponerme a escribir.

Saltaba cuatro o cinco veces sin éxito -esa ventana está más alta que el resto- y se iba a darse una vuelta. Al rato volvía y probaba de nuevo.

Esta mañana lo ha conseguido. A la primera. Y las dos nos hemos mirado sorprendidas y hasta divertidas.

Me gusta ver a Amy sentada en el alféizar mientras escribo. Su imagen me inspira. Me ayuda a tener presente que “quien la sigue la consigue”. Solo hay que intentarlo el número suficiente de veces. ¿Cuál es ese número? Varía. Depende del sujeto, de las circunstancias, del objetivo…

Sin embargo, hace unos años descubrí que hay una fórmula para saber el número de veces que hay que intentar hacer algo hasta conseguirlo.

Esa fórmula es n+1. Donde “n” es el número de veces que algo se te ha resistido; y +1 es la cantidad que estás dedicid@ a seguir.

Eso se llama perseverancia.

Por ejemplo: si has probado 17 veces a pedirle la pata a un caballo  que levante una pata -–sin golpes, ni presión, estando el caballo totalmente libre-  y él no la levanta, tú se lo pides 18. Si se lo pides 18 sin lograrlo, se lo pides 19… y así hasta que la levante. Y cuando la levante, lo acaricias. Y no le pides más.

 

El diccionario de la RAE define Perseverar como “mantenerse constante en la prosecución de lo comenzado”. ¿Y qué es la prosecución? Es la acción y efecto de proseguir (seguir adelante con lo que se ha empezado).

Mientras escribo esto me viene a la mente un vídeo que vi hace años del actor Will Smith en el que explica el secreto de su éxito:

 

 

No hay atajos. Si decides que quieres conseguir un objetivo: vas detrás de él con todas tus fuerzas.

Y sólo hay dos opciones: o lo consigues o agotas todas tus energías en el empeño. Eso se llama determinación. Y es curioso que la propia palabra muestre el camino: acción de terminar.

Pilar Jericó, experta en desarrollo personal y profesional, tiene un libro muy interesante y ameno sobre el poder de la determinación: ¿Y si realmente pudieras? La fuerza de la determinación, en el que no sólo muestra ejemplos de personas que han logrado cosas alucinantes gracias a su determinación, sino que además explica cómo «despertar» y «activar» esta fuerza.

Cuántas veces nos proponemos un objetivo y después de algunos intentos si vemos que se nos resiste, lo dejamos y abandonamos. No sé a ti, pero a mí me ha ocurrido varias veces.

Y eso me ha llevado a preguntarme ¿hasta qué punto yo estaba comprometida con alcanzar esa meta? Y he descubierto que las veces que me he rendido ha sido porque no tenía una determinación plena. Tenía ilusión, ganas, deseo… pero no una total determinación.

Desde que soy consciente de esta realidad cuando decido emprender algo: ya sea conseguir que un caballo confíe en mí, escribir un libro, hacer un viaje… aplico la fórmula n+1.

N+1 es mi fórmula de la determinación. Puedo fallar «n» veces, pero voy a volver a hacerlo 1 vez más. Eso sí, antes me pregunto si realmente estoy comprometida a hacer todo lo que haga falta para lograrlo.

¿Qué te gustaría lograr? Piensa si estás plenamente decidid@ a conseguirlo.

Todas las personas que han logrado el éxito en cualquier área de su vida es porque han insistido una y otra vez y otra, sin rendirse.

Hay cientos, miles, de casos. Algunos muy famosos y otros anónimos. Entre los más conocidos está el de Thomas Edison que hizo más de mil intentos hasta lograr inventar la bombilla eléctrica.

O el de Marie Curie, ganadora de dos premios Nobel, cuya vida es un ejemplo de tesón y constancia tanto en el plano personal como profesional.

Y ya que menciono a Marie Curie hay un libro sobre su vida y el diario que escribió tras la muerte de su marido Pierre Curie que recomiendo a todos mis amigos.

Es “La ridícula idea de no volver a verte” de Rosa Montero, uno de los libros que más me han enseñado y emocionado. Una verdadera delicia.

Y ya que estoy con los libros… en El libro de los abrazos de Eduardo Galeano –uno de los libros que más he regalado en mi vida- hay un precioso relato sobre el poder de la perseverancia y la determinación.

Se titula Las Flores y es este:

El escritor brasileño Nelson Rodrigues estaba condenado a la soledad. Tenía cara de sapo y lengua de serpiente, y a su prestigio de feo y fama de venenoso sumaba la notoriedad de su contagiosa mala suerte: la gente de su alrededor moría por bala, miseria o desdicha fatal.

Un día, Nelson conoció a Eleonora. Ese día, el día del descubrimiento, cuando por primera vez vio a esa mujer, una violenta alegría lo atropelló y lo dejó bobo. Entonces quiso decir alguna de sus frases brillantes, pero se le aflojaron las piernas y se le enredó la lengua y no pudo más que tartamudear ruiditos.

 La bombardeó con flores. Le enviaba flores a su apartamento, en lo más alto de un alto edificio de Río de Janeiro. Cada día le enviaba un gran ramo de flores, flores siempre diferentes, sin repetir jamás los colores ni los aromas, y abajo esperaba: desde abajo veía el balcón de Eleonora, y desde el balcón ella arrojaba las flores a la calle, cada día, y los automóviles las aplastaban.

 Y así fue durante cincuenta días. Hasta que un día, un mediodía, las flores que Nelson envió no cayeron a la calle y no fueron pisoteadas por los automóviles.

 Ese mediodía, él subió hasta el piso último, tocó el timbre y la puerta se abrió.

 

Todos estos casos –reales- demuestran que tal y como dijo Albert Einstein: «Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: LA VOLUNTAD»

La voluntad, en este caso, es las ganas de hacer –y conseguir- algo.

No hay nada como echar un vistazo a la Historia para comprobar que no hay metas inalcanzables. Lo que hay son personas que se cansan a mitad de camino.

Amy con su salto a mi ventana ha demostrado que si deseas alcanzar algo, ve a por ello con todas tus fuerzas y perseverar las veces y el tiempo que sea necesario.

Ese es el secreto del éxito.

María López Mayol

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos. Es genial para el Karma 😉

PD: Y si quieres seguir aprendiendo con Equynos, estas son algunas de las formaciones que ofrecemos…

CÓMO ELEGIR EL MEJOR CABALLO PARA TI

Curso online intensivo y específico con todo lo que necesitas saber para elegir el mejor caballo para ti.

Son 5 módulos completos en los que vas a aprender:

Aprende de forma clara y sencilla lo que tienes que hacer para no equivocarte a la hora de elegir un caballo

Entra aquí para saber todo lo que contiene este curso.

Portada videocurso Como elegir el mejor caballo para ti

 

 

 

 

 

 

ENTREMAMIENTOS PERSONALES CON CABALLOS

Disfrutar de la vida de tus sueños no ocurre por casualidad, ni tampoco tener una relación extraordinaria con las personas que te importan, sino por elecciones conscientes y acciones alineadas.

Aprende a darle sentido a tu vida, mejorar tus relaciones y a sentirte bien con mis entrenamientos personales con caballos. 

Encuentra aquí el plan que mejor se ajusta a ti.

 

comunicación emocional-María López Mayol

 

 

 

 

 

FORMACIÓN Y COACHING CON CABALLOS PARA EMPRESAS

Con la formación adecuada tu empresa puede mejorar su rendimiento.

A través de mis formaciones ayudo a negocios interesados en conectar con sus clientes idealesdiferenciarse de la competencia y multiplicar sus ventas gracias al poder de la comunicación.

Combino formación y coaching con caballos para conseguir resultados más rápidos y duraderos.

Encuentra aquí el plan que mejor se adapta a tu empresa.

Lider- comunicacion

 

 

 

 

 

APRENDE DE LOS CABALLOS ONLINE DESDE CASA

Puedes realizar consultas y formaciones individuales y personalizadas online desde cualquier parte del mundo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *